domingo, 21 de noviembre de 2010

Señores del Karma


Los señores del Karma o la Junta Kármica, Lores del Karma o también Lipikas o Lipitakas (en sánscrito), son inteligencias cósmicas, también conocidos como ángeles, concretamente custodios de la Ley Divina y del Plan del Creador. Son aquellas imágenes que de niños nos habían mostrado de unos ángeles que llevaban un pergamino en la mano en el que iban anotando nuestras buenas o malas obras. Este es el registro que llevan: los registros akáshicos o anales Akasham.

Son unos delegados del CREADOR. Cuidan que la Ley de la Acción se cumpla. Son cuatro.

Fijan los principales incidentes en la vida de una persona

Fijan los principales incidentes en la vida en la tierra (encarnación) de una persona, según la ley del KARMA

Su tarea es ajustar el bien y el mal del pasado y presente de un hombre de tal forma que de su recíproca actuación resulte el MAXIMUM DEL BIEN.

Fijan la duración de la vida de una persona.

Ellos son los ajustan la duración de nuestras encarnaciones en la tierra. Son los que pueden dar a la encarnación más o menos duración:

Pueden provocar que muramos de muerte prematura o de accidente. Esto lo hacen cuando morir de esta forma puede ser lo mejor para la evolución futura del alma de aquella persona.
Pueden hacer que tengamos una vida larga, cuando sea necesario para el alma adquirir alguna facultad.

No obstante, a veces el ejercicio de la propia iniciativa y determinación de la persona puede alterar la duración de su encarnación. Es el caso, por ejemplo, de un suicidio. En ningún momento esto está planificado por los señores del karma. Es la persona la que por propia iniciativa decide acabar con su vida, por lo que "rompe" con la programación que tenía en su encarnación. Así pues, la persona "perturba" y modifica sin darse cuenta su plan de la vida. De éste acto, el hombre es directamente responsable y de ello rendirá cuenta en futuras encarnaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada